TÍTULOS
Primer título
1956-1957
  • Fue en la campaña de 1956-1957, que la primera estrella en el escudo chiva se grabó. Una generación sin precedentes colmó de alegría a toda la hermandad rojiblanca al derrotar al Irapuato en la última fecha por un gol a cero, el tanto fue del gran Salvador “Chava” Reyes.
  • Las cifras de ese campeonato fueron extraordinarias: 47 goles en 24 partidos, sólo 22 goles recibidos y Crescencio “Mellone” Gutiérrez campeón goleador con 19 dianas.
  • Donald Ross, estratega uruguayo, fue el hombre que desde el banquillo tuvo a una de las oncenas más exitosas de la historia: Jaime “Tubo” Gómez, Pedro “Chato” Nuño, Guillermo “Tigre” Sepúlveda, José “Jamaicón” Villegas, Juan “Bigotón” Jasso, Francisco “Panchito” Flores, Isidoro “Chololo” Díaz, Salvador “Chava” Reyes,
  • Crescencio “Mellone” Gutiérrez, Sabás Ponce y Raúl “Pina” Arellano; desde la banca apoyaron Ángel Vázquez con 14 juegos jugados, Tomás Balcázar con 4 y Sergio Pacheco Otero con 2.
Segundo título
1958-1959
  • Dos temporadas después, las Chivas se coronaban de nuevo magistralmente. Esa temporada de 1958-59 la dominaron de punta a punta y llenaron de alaridos de felicidad cada presentación en Guadalajara.
  • La base era la misma, aunque se presentó la figura del delantero Héctor Hernández y su enorme calidad; a la cabeza del equipo estaba el húngaro Arpad Fékete, un hombre con vastos conocimientos de futbol que sentó los cimientos de un equipo que se entregaba a la gente y ésta a ellos.
  • La única ausencia fue la del férreo “Tigre” Sepúlveda, el zaguero se había lesionado en un partido del Mundial de Suecia 1958 y nunca pudo recuperarse; el Rebaño Sagrado era con justa razón la base de la Selección Mexicana de Futbol.
Tercer título
1959-1960
  • El vendaval rojiblanco ya no podía ser detenido por nadie, la llegada de los títulos era inevitable, el único escollo en la temporada siguiente, la de 1959-60, fue el América de Fernando marcos; el polémico personaje calentó el ánimo entre los dos colores, de hecho en la Primera Vuelta venció a las Chivas en Guadalajara, ese resultado puso a los Cremas en el liderato por encima del campeón.
  • Pero la mística del Guadalajara era grande. Al pagar la visita en la Segunda Vuelta, los pupilos de Fékete se alzaron con un dos a uno en Ciudad Universitaria y retomaron la cima dejando a los capitalinos en la lona. La rivalidad se intensificaba, el rojiblanco y el amarillo se volvían antagónicos, el pueblo y el dinero se encontraban identificados en ese duelo.
  • Ese fue el último título conseguido en el viejo Parque Felipe Martínez Sandoval, el club se mudaba a un nuevo inmueble con más capacidad, algo digno de su grandeza y tamaño, al Estadio Jalisco.
  • Los tres títulos conseguidos no mermaron el deseo del equipo por adjudicarse más. A la escuadra se incorporaron tres nuevos talentos juveniles, Arturo “Cura” Chaires, Francisco Jara y Javier “Cabo” Valdivia; además del ingeniero Javier de la Torre como sustituto de Arpad Fékete.
Cuarto título
1960-1961
  • El campeonato volvió a quedar en manos del club, la cuarta estrella se elevaba en la temporada 1960-61, tres al hilo y faltaba otro igual. El Estadio Jalisco se estrenaba con gran festejo y algarabía de la creciente nación chiva.
  • Las vitrinas rojiblancas además se engalanaron con la Copa Challenger de los Hermanos Arechederra, que donaron desde que inició la Liga Mayor y que se quedaría en posesión definitiva al equipo que conquistara tres títulos de liga consecutivos, o cinco alternados. Se consideraba esa Copa la más importante del futbol nacional, por su alto significado.
Quinto título
1961-1962
  • Para la siguiente campaña 1961-62, el rival a vencer eran las Chivas Rayadas del Guadalajara, conocidas ahora como el Campeonísimo y respetadas en todos los rincones del territorio tricolor; haciéndole honor a ese adjetivo, Javier de la Torre y sus muchachos repetían con el quinto campeonato y el cuarto de manera consecutiva.
Sexto título
1963-1964
  • Al iniciar el campeonato 1963-64, una noticia consternó a la afición y a la plantilla; Jaime “Tubo” Gómez, el carismático cancerbero chiva se lesionó gravemente el hombro, lo que significaba su retiro al inicio de la temporada.
  • Sin embargo, De la Torre echaría mano de un joven con cualidades excepcionales, Ignacio “Cuate” Calderón protegería el arco de Chivas en la temporada 1963-64 y de ahí en adelante se convertiría en digno sucesor de El “Tubo”, sus actuaciones incluso lo llevarían a la portería nacional; por lo pronto ayudó a la consecución del sexto título.
  • El Ingeniero sabía cómo incorporar a los jóvenes como Calderón y su hermano Carlos, Javier Barba y El “Zurdo” Pérez, con la experiencia y maestría de la base de años anteriores, nadie tenía tantos éxitos como el Guadalajara.
Séptimo título
1964-1965
  • La internacionalización se dio mediante una gira por Europa, donde el equipo se comportó con mucha madurez y templanza consiguiendo buenos resultados. Eso reforzó en los jugadores la personalidad a la que tenían acostumbrada a la afición y con cierta facilidad ganaron el bicampeonato logrando la séptima estrella en el escudo en la temporada 64-65.
Octavo título
1969-1970
  • Fue la pericia del Ingeniero De la Torre y la base del “Jamaicón” Villegas, “Cabo” Valdivia, Sabás Ponce, Nacho y Carlos Calderón que le dieron al enorme pueblo chiva un nuevo motivo para festejar, el octavo título aterrizaba una vez más en las manos del Rebaño.
  • Las Chivas aseguraron el trofeo en la penúltima fecha enfrentando al Atlante, el empuje del nuevo ídolo chiva, Alberto Onofre, les dio el primer gol en combinación con el talento de otro joven, Raúl Willy Gómez; la gente enloquecía de nuevo en la Perla de Occidente y en todo el País, el equipo era un fenómeno social que abarcaba todos los aspectos de México.
Noveno Título
1986-1987
  • En la campaña de 1986-87, una nueva estrella era incrustada en la historia rojiblanca. Después de dos finales perdidas, la victoria arribó frente a Cruz Azul; tras perder en la Ida por dos goles a uno, en el Estadio Jalisco la historia se revirtió y transformó el ambiente en una fiesta esperada por millones de feligreses rojiblancos que, gracias a un cabezazo del Sheriff Quirarte para el primer gol y a otras dos anotaciones del Yayo de la Torre, pudieron celebrar el noveno título del Rebaño.
Decimo Título
1997
  • En el Torneo de Verano 1997, las Chivas hicieron una campaña muy sólida que culminó con una Final de alarido en contra de los extravagantes Toros Neza de Enrique Meza y con Mohamed como figura.
  • A un paso del título. En Ciudad Netzahualcóyotl, el Rebaño sacó el empate a un gol, lo que no anticipaba la carretada de dianas que tendría lugar en la Vuelta. Como siempre que se buscaba un título, el Estadio Jalisco lucía pletórico en colores rojo y blanco, ya en la cancha el equipo no desentonó con esa vistosidad: seis goles en la segunda mitad fueron clavados en la frente de los Toros que sólo marcaron uno.
  • Gustavo “Gusano” Nápoles anotó cuatro goles implantando un record en finales que sigue vigente, mientras que Paulo César “Tilón” Chávez y Manuel Martínez pusieron los otros dos para el seis a uno en la pizarra y el global de siete goles a dos. El Guadalajara lo hacía de nuevo, se ganaba el décimo trofeo de liga para sus vitrinas.
Decimo Primer Título.
2006
  • Para el Torneo Apertura 2006, llegaría una figura de antaño a la banca con apellido dorado en los anales del Rebaño, más once mexicanos con hambre de triunfo; José Manuel “Chepo” de la Torre emuló a su tío, el Ingeniero Javier de la Torre, y venciendo a rivales clásicos como el Cruz Azul en Cuartos de Final, el América en Semifinales, recordando la edición histórica de la 82-83, y después al Toluca en la Final sobre el césped del Estadio Nemesio Diez, fue que el Rebaño se hizo de la undécima estrella.
Otros sitios
Publicidad
2016 Club Deportivo Guadalajara S.A. de C.V